martes, 29 de noviembre de 2011

I don't really play your game.

A veces, me gustaría hundirme, que las piedras del fondo me rocen, me hagan daño, me corten, que sangre.
Que mi sangre emerja de entre los dos trozos de piel separados, que se funda con el resto de líquido.
Que muerda el suelo del fondo, que se me claven piedras en la encia, que me sangre.
Que me entre por la nariz e intentar toser.
Que a la superficie salgan burbujas rojas, que se exploten al contacto con el sucio aire del exterior.
Que me ahogue con mi sangre y escupir aún más.
Que te de asco.

Otras veces simplemente me gustaría masticarte a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada