miércoles, 20 de junio de 2012

Es tanto que duele.

Sin haber acabado el folio me he abrazado por ti.
Sólo he sabido llorar e imaginar como sería.
Morder la almohada,
morirme de ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada