domingo, 11 de mayo de 2014

"Los titánicos esfuerzos de una bicicleta oxidada por avanzar"

Hoy me he seducido,
me he masajeado los pies como a mí me gusta,
me he agarrado fuerte, como a mí me gusta.
Hoy he dado mil rodeos,
me he puesto los vellos de punta suave,
he estirado cada vertebra, cada falange.
He bailado conmigo una danza que sólo sé yo.

Hoy me he acercado lento,
pero cuando iba a hacerlo no he podido,
ni un centímetro.
Se ha acabado la canción y estoy sola,
sola con el silencio de mi habitación,
sola y vacía.
Me miro, me veo y sólo siento asco.
Me siento y sólo era cariño artificial.
Retrocedo todos los pasos que he dado y
me entierro bajo las sábanas.

Intento dormirme antes de ahogarme con la almohada mojada.
¿Cómo te voy a enseñar a quererme? ¿No me ibas a enseñar tú a querer?
"¿Cómo me vas a querer tú, sino me quiero ni yo?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada