jueves, 9 de agosto de 2012

Mentís

Después de todo me sigue encantando como me quieres.
Me gustan mentirosos, son manías.
Qué bonito era, nunca setí algo así antes, ¿verdad?
Pedías perdón y volvíamos a follar como si nos quisieramos. Nos matabamos con la mirada.
Ya no sueño que estamos juntos y que todo es perfecto. Sueño con ahogarte, clavándote las uñas, mirándote a los ojos, me encataría que llorases y que suplicases, como cuando quieres que te la chupe. Imitaría tus arcadas y me reiría. Disfrutaría separando tus músculos de los huesos, lloraría por exprimirlos.
¿No es eso? ¿No es la decepción la que nos come por dentro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada