viernes, 2 de agosto de 2013

You wanna scape from a world that doesn't speak your language anymore

Bueno, estaba colgando los pies, rozando la punta de mis dedos la superficie del agua. Seguía viendo reflejado como colgabas tú, bocabajo, derramando a borbotones en un cubo plateado vermellón oscuro, oscuro como tu mirada.  En un principio había sido lo suficiente paciente como para hacerlo poco a poco, con endiduras no muy profundas, claro cinco litros de sangre son mucho tiempo y dejé de hacerlo de forma tan ordenada. Ya sabes, las cosas divertidas siempre manchan y despeinan.
Deberías de estar sentado aquí al lado, pero siempre pasa algo, a mí, de verdad, me encantaría salvaros.
Me resultan la mar de interesante las reacciones que teneís, lo que llegaís a decir, de lo que me intentaís convencer, creéis que me tendéis trampas, seguís igual de arrogantes que al principio.
Por eso creo que adoro despedazaros, que podáis verlo y comprobar lo fácil que es. Pero sin duda nunca había pensado en aprovechar vuestros restos, ha sido una idea maravillosa.
Ahora puedo bañarme como la Condesa Erzsébet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada