martes, 3 de junio de 2014

Podemos ser reversibles

No puedo dormir sola esta noche
Dormir sin acariciar suave, rugoso
Dormir sin atraparte con las piernas
Dormir sin peluche, como si quisiese hacerme mayor
Quiero dormir contigo, pero sin dormir y jugando como peluches,
a arrancarnos los botones,
a despellejarnos,
a sacarnos el trapo de dentro.